La nostalgia vende. La correcta mezcolanza entre sensaciones y emociones satisfactorias vividas en el pasado, junto a un producto determinado, es un argumentario de venta tan fuerte y válido como cualquier otro para hacer que un producto que vió la luz, décadas atrás, vuelva a ser un superventas con apenas un lavado de cara. Reeditar y darle un lavado de cara parece gustar y conquistar al usuario.

Voy realizar un repaso de productos que se venden con éxito, cuyo principal mérito no es otro que el de evocar recuerdos positivos y valerse de la nostalgia, para mediante un correcto plan de marketing para resultar muy rentables.

Me centraré para ello en varios productos que ya están disponibles, principalmente del mercado de los videojuegos (las videoconsolas mini que se han convertido en un objeto de culto y de colección) así como en el ámbito de la telefonía, que es donde me siento más cómodo para opinar desde mi propia experiencia profesional y personal.

Vamos a ver qué es el marketing de nostalgia con ejemplos claros y que ya tenemos a nuestro alrededor de forma casi constante.

1.- ¿Reeditar es sinónimo de éxito?

Rotundamente no. Valerse de la nostalgia para hacer caja no está al alcance de todos. Para poder beneficiarse del marketing nostalgia hay que ser una empresa de cierta entidad y longevidad, o lo que es lo mismo: haber tenido un producto superventas en el pasado que sus usuarios, ahora más adultos y con otros puntos de vista, estén dispuestos a comprar.

Puede que tu buyer persona ya no tenga las mismas aficiones y no disfrute de las mismas cosas que años atrás, por tanto el primer paso para salvar partido al marketing de nostalgia es tener un sólido estudio de mercado para tener datos con los que

Rotundamente no. Valerse de la nostalgia para hacer caja no está al alcance de todos, principalmente por que para poder beneficiarse del “marketing de nostalgia” hay que ser una empresa de cierta entidad y longevidad, o lo que es lo mismo: haber tenido un producto superventas en el pasado para el que sus usuarios, ahora más adultos y con otros puntos de vista, estén dispuestos a comprar.

Puede que tu buyer persona ya no tenga las mismas aficiones (ahora juega al golf :D) y no disfrute de las mismas cosas que años atrás, por tanto el primer paso para salvar partido al marketing de nostalgia es tener un sólido estudio de mercado para tener datos con los que avalar el producto que conmueva a nuestro público objetivo.

2.- Pre-reservas en el marketing nostalgia

Como vendedor generar un sensación de escasez es vital para que las pre-reservas de nuestros productos sean elevadas, algo para lo que debemos de estar dispuestos a dar alguna bonificación o beneficio a los primeros compradores (early adopters).

Tendremos su dinero (o una parte del total) antes de incluso tener el producto totalmente acabado y verificado, pudiendo usar esa inyección económica para finalizarlo correctamente antes de su salida definitiva al mercado. Por lo tanto, adelante y aceptemos pre-reservas.

Pero como comprador no soy partidario de ello, sobre todo lo que a videojuegos se refiere, dado que a excepción de ediciones especiales o de edición limitada (pequeñas producciones), adelantar el dinero a cambia de la promesa de un juego no sale a cuenta.

Sobre todos cuando en más de una ocasión superproducciones que en su versión normal rondan los 70 euros han resultado ser juegos mediocres, además de que de las ediciones corrientes/normales de de juegos vas a estar disponibles muchos meses para que las adquieras.

Además, la proliferación de distribución no física de juegos de juegos en plataformas online hace que no exista escasez del producto… ¿Por qué adelantar nuestro dinero entonces?

3.- Ejemplos de Marketing nostalgia

Todos somos sugestionables y tenemos un corazoncito indefenso ante el marketing de nostalgia, si no lo ves así seguro con tres sencillos ejemplos de los muchos que se me ocurren te harán cambiar de opinión:

Es muy probable que hayas comprado el mismo modelo de calzado que tuviste en tu niñez o que usaban tus padres; en alguna ocasión has escuchado una canción que sonaba en tu adolescencia y la has tarareado inconscientemente. Has comprado un producto en el supermercado pues tenía un packaging retro como en el veías constantemente en casa de tus padres en la infancia; y si nada de ello te ha sucedido jamás y al mismo tiempo nada del pasado conmueve tu corazón, mi consejo es que pidas cita con el cardiólogo (puede que no tengas corazón o lo tengas de piedra).

De algún modo, hacerse con algún producto de antaño (en versión remasterizada) nos “rejuvenece” sin necesidad de pasar por el quirófano para someterse a una operación de estética.

Muchos hace uso de estos productos que vuelven a la venta docenas de años después de su lanzamiento original, como instrumentos para mostrar a sus hijos de cómo eran las cosas antes y en el caso de las videoconsolas retro, son utilizadas como punto para introducir en los videojuegos para sus hijos, dejando a un lado la tablet y la excesiva complejidad que muchas veces atesoran los juegos de última generación.

3.1.- Nintendo Nes Classic Mini y Super Nintendo Classic Mini

Nintendo Nes Classic Mini

Nintendo es la primera compañía de videoconsolas que hizo ventas millonarias valiéndose del marketing de nostalgia al ofrecer una versión mini de su NES (Nintendo Entertainment System) uno modelo original del año 1986 y cuya estela han seguido han seguido compañías como Sony, SNK, etc.

La Nintendo Classic Mini se conecta a la TV por HDMI, incluye un mando y te permite volver a disfrutar, o descubrir por primera vez, con algunas de las sagas más importantes de la historia de los videojuegos. Volver la mirada más de 30 años atrás es muy recomendable.

Entre los 30 juegos que incorpora encontrarás míticos como Super Mario Bros, Metroid, Kirby’s Adventure, The Legend of Zelda, Donkey Kong, Final Fantasy, Castlevania o Mega Man 2.

Puedes conseguir la Nintendo Nes Classic Mini por unos 60 euros y un mando adicional para jugar a dobles, es decir, el mando Nintendo Classic Mini por menos de 30 euros.

Super Nintendo Classic Mini

Tras el éxito en ventas de Nintendo Classic Mini que se agotó pocos días después de su lanzamiento y de la ya existe stock de nuevo, puso a la venta la Super Nintendo Classic Mini la versión actualizada y retro de la consola de 16 bits que marcó una época cuando fue lanzada a comienzos de la época de los 90.

Super Nintendo Classic Mini incluye un total de 20 de los juegos más importantes de esta consola así como un juego inédito el Star Fox 2 que nunca vio la luz para la Super Nintendo en su momento.

Entre los juegos que ofrece se encuentran: Donkey Kong Country, Final Fantasy III, The Legend of Zelda: A Link to the Past, Mega Man X, Street Fighter II, Super Ghouls ’n Ghosts, Super Mario Kart, Super Mario World, Yoshi’s Island, etc.

Por lo demás esta vez Nintendo si ha optado por incluir dos mandos con la versión mini de la Super Nintendo, cuenta con conectividad HDMI y es una de mis favoritas de siempre.

Puedes conseguir la Super Nintendo Classic Mini por unos 95 euros, si tienes que hacer un regalo a un gamer de los años 90… será todo un acierto.

3.2.- Sony Playstation classic

Sony Playstation classic

Corría el año 1995 cuando llegó a España la Sony Playstation que marcó un antes y un después en el mercado de las videoconsolas. Consciente del éxito cosechado por las dos anteriores apuestas de Nintendo en este mercado de “videoconsolas para nostálgicos”, Sony ofrece la Sony Playstation classic una consola con 20 de sus juegos más populares: Final Fantasy VII, Rayman, Tekken 3, Grand Theft Auto, Metal Gear Solid, Destruction Derby, etc.

Este modelo PSX con reducidas dimensiones (45% más pequeña que la original) incluye dos dos mandos y HDMI para jugar en tu TV a toda pantalla.

Originalmente su precio de venta estaba fijado en los 100 euros, pero en estos momentos puedes comprar la Sony Playstation classic en Amazon por unos 60 euros.

3.3.- SNK Neo Geo Mini

SNK Neo Geo Mini

Una de los mejores ejemplos de marketing de nostalgia es el de la SNK Neo Geo Mini. Has sabido aprovechar de forma excelente que la videoconsola NEOGEO (originaria del año 1990) se ha convertido en objeto de culto y de exclusividad, para sacar una consola que evoca a las máquinas recreativas en las que todos dejábamos nuestras monedas en la infancia y la han dotado de unas calidades y acabado excepcionales.

Bajo ese paraguas han construido un producto de excelente calidad al que con tan solo colocarle en su interior 40 de sus juegos más legendarios ( Art of Fighting, Fatal Fury Special, la saga Metal Slug, Real Bout: Fatal Fury, Sengoku 3, Super Sidekicks, la saga The King of Fighters ’95, World Heroes Perfect, etc.) así como permitir guardar los progresos en cualquier momento, la convierten en todo un acierto.

Puedes comprar la SNK Neo Geo Mini por menos de 100 euros, así como un mando-gamepad Neo Geo Mini adicional por 30 euros, lo que te permitirá jugar en la pantalla de tu TV (mediante HDMI) en lugar que en su pantalla integrada. Es la consola que mas utilizo en la actualidad.

3.4.- Nokia 3310 2G y Nokia 8110 4G

Nokia 8110 4G

Los teléfonos móviles son un producto sin el que difícilmente podemos pasar unas horas la día y se han convertido en un objeto de culto, por ello y valiéndose de la nostalgia que muchos tenemos de los años en los que Nokia era el claro predominante del mercado, han reeditado varios de sus modelos más exitosos y los han dotado de un aspecto más actual pero manteniendo su esencia y atractivo.

Hablo de los modelos Nokia 3310 (del que en su versión original del 2.000 se vendieron más de 100 millones de unidades) y del Nokia 8110 que era un terminal gama alta del que si no eres muy aficionado a los móviles quizá no recuerdes su diseño, pero si te digo que es teléfono que usaba Neo en la película The Matrix… ya no te queda duda de cuál es ¡Seguro!

Incluso Nokia ha creado una categoría en su web para dar cabida a estos terminales y la ha llamado: Teléfonos clásicos. Para el resto de la gama ha categorizado sus terminales como: Teléfonos Android.

El Nokia 3310 2G puedes adquirirlo por unos 50 euros, por su parte el Nokia 8110 puedes comprarlo por cerca de 80 euros.

3.5.- Cámaras polaroid ¿fotos del pasado?

Polaroid OneStep+

Polaroid que no cuenta con cámaras reflex de gama alta ni está interesada en competir en ese mercado, ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y tiene a la venta diversos modelos de interpretaciones actuales de sus cámaras digitales con revelado instantáneos que marcaron una época desde su aparición en en los años 50 hasta la década de los 90: los modelos Polaroid OneStep 2 y Polaroid OneStep+.

Dos modelos que han sabido mantener la esencia de las máquinas a las que homenajean y que muchas personas amantes de la fotografía han rescatado del olvido. Sin duda productos que no necesitan presentación.

Puedes conseguir una Polaroid OneStep 2 por unos 120 euros y una Polaroid OneStep+ por unos 150 euros.

3.6.- ¿Adiós a las válvulas?

Muchos fabricantes han visto un filón en el marketing de nostalgia y se han apresurado a realizar sus revisiones actualizadas de algunos de sus iconos, he aquí tres ejemplos de altavoces de altas prestaciones que están especialmente pensados para tocar la fibra a buyers personas que nacieron en la época de los 70 y antes.

Marshall kilburn

Marshall, la mítica empresa de amplificadores para guitarras eléctricas tiene en el altavoz Bluetooth Marshall Kilburn un claro ejemplo de producto de última tecnología con aspecto de viejo amplificadores de guitarra de los años 60 y 70. Todo ello aderezado con detalles rockeros para llegarnos a lo más hondo del corazón.

El altavoz Bluetooth Marshall Kilburn puedes conseguirlo por unos 220 euros.

Fender Monterrey

Por su parte, Fender que cualquier músico reconocerá por contar con instrumentos musicales que son iconos de la música también se ha sumado a la nostalgia y para ello tiene en el Fender Monterrey su producto estrella, con un diseño inspirado en sus amplificadores clásicos de válvulas sus 120 Watios de potencia lo colocan como uno de los más potentes y atractivos del mundo.

El altavoz Fender Monterrey puedes conseguirlo por unos 320 euros.

¿A quién no le atrae un vieja radio a válvulas? Eso mismo pensaron en Philips que han realizado varias reinterpretaciones de algunas de sus radios a válvulas más icónicas del mundo como es el caso de la legendaria Philetta “254” creando un dispositivo con un diseño envidiable, conector Apple dock de 30 pines, radio DAB+ y FM, en el modelo que han llamado Radio clásica.

Así como el modelo inspirado en la radio Philetta “BF 102 U”, un modelo de radio compacta que marcó época. La nueva reinterpretación es una radio compacta con 3 Watios de potencia, radio DAB+ y FM. Al que han llamado como Miniradio original.

Lo cierto es que Philips no se ha complicado mucho para darles nombre estas dos radios Philetta, menos mal que al menos si se han tomado muchas molestias en hacer dos productos de buena calidad y un aspecto espectacular. Ambos modelos ya están descatalogados lamentablemente.

4.- Algunos ejemplos adicionales

Seguro que te has dado cuenta, pero las empresas de automóviles (y en general casi todas las compañías que se lo pueden permitir), se valen del marketing de nostalgia para hacer caja).

En los automoviles tambien se hace uso en gran medida de aprovechar la nostalgia para hacer conseguir ventas y por consiguiente aumentar la cuenta de beneficios, quizás los ves continuamente y ya han perdido parte de su encanto vintage.

Pero lo cierto es que Fiat hace lo propio con su Fiat 500 y el Fiat Panda (dos iconos que en España se comercializaban en su momento bajo Seat), Wolkswagen también recurre a la nostalgia con su New Beetle (y la gama de furgonetas Caravelle que son todo un icono del movimiento hippie) o la propia BMW juega con la nostalgia con la gama MINI (originalmente de MG y Rover).

5.- Conclusiones

Volviendo a la industria de los videojuegos (que está demostrando saber sacar un muy buen partido al marketing de nostalgia) los rumores sobre nuevas apuestas en el mercado de las videoconsolas de la nostalgia ya se pueden ver en Internet supuestas imágenes de lo que sería una “Sega Dreamcast Mini”, de la posible nueva apuesta de Nintendo (Nintendo 64 Mini) a la que le está saliendo muy rentable hasta ahora este nicho de gamers nostálgicos ya que arrasa con las ya disponibles Nes Classic Mini y SNES Mini.

Al mismo tiempo, incluso hay crowdfunding que ha recaudado más de 3 millones de dólares para devolver a la vida a otra de las clásicas entre las clásicas la Atari 2600 VCS que este caso tiene un precio de aproximadamente 300 euros.

No cabe la menor duda de que el marketing de nostalgia es un arma de seducción que puede mejorar los resultados financieros, pero no todo es valido como ya se ha mencionado se corre el riesgo de que el mercado se inunde de productos cuyo único argumentario de venta sea soy retro y nostálgico, y cuando lleguemos a ese punto va a ser prácticamente imposible que el marketing de nostalgia siga funcionando.

Pero mientras tanto… hagan sus apuestas ¿Qué será el siguiente producto de décadas años atrás con el que tratarán de llegarnos al corazón?