fotografia de producto

Seguro que te fascinan las imágenes con las que muchos productos se anuncian en marquesinas de autobuses, cuando visitas la web de su fabricante o las que usan algunas tiendas en Internet.

La forma en la que muestras tu producto o catálogo de productos al resto del mundo es muy relevante, y las imágenes que elijas para ello es aún más importante que el propio producto en sí mismo. Llevan incluso a generar un deseo de compra.

Vamos a ver de qué elementos puedes valerte a la hora de fotografiar productos así como una serie de consejos te van a permitir conseguir unas imágenes realmente atractivas y sin necesidad de ser un fotógrafo experto.

1.- ¿Qué es la fotografía de producto?

Es básicamente una forma de aumentar tus ventas y hacer el producto que ofertas más atractivo, en el caso de una tienda online hacer los productos que vendes más llamativos y deseables.

Nuestro cerebro procesa las imágenes 60.000 veces más rápido que el texto y si a ello unimos que el 90% de la información que recibimos es por la vista (puede que desde este momento la frase “una imagen vale más que mil palabras” goce de un sentido renovado para ti).

La fotografía de producto se centra en mostrar el producto de la forma más fiel a la realidad, resaltando sus atributos, color, forma, textura…. de forma atractiva. Se usa tanto para publicitar un producto como para incitar a la compra/uso del mismo.

2.- ¿Por qué molestarse en hacer fotografías de productos?

Los fabricantes suelen invertir grandes cantidades de dinero en contar con bancos de imágenes de alta calidad de sus productos, generalmente puedes hacerte con ellas desde sus áreas de prensa o press room. Aquí tienes dos ejemplos: una de Apple y otra de Seat.

newsroom apple

Eso te facilita el trabajo, pues tienes acceso a imágenes de gran calidad en pocos segundos pero al igual que accedes tu el resto del mundo lo hace, lo que al final hace que todas la tiendas tengan las mismas imágenes de sus productos.

Al mismo tiempo, no todos los fabricantes lo hacen, por lo que es recomendable que seas capaz de producirlas por ti mismo: tu web tendrá un aspecto más homogéneo y profesional, lo que hará que inconscientemente (el cliente de tu ecommerce) tenga una percepción positiva de ti.

Al igual que para que SEO copiar descripciones de la página del fabricante en tus productos no es buena idea, dado que al final el contenido se duplica de forma idéntica en miles de sitios y no consigues posicionar las web con las descripciones de productos (algo que si puedes conseguir con un buen copywriting de tus descripciones de productos).

Otra ventaja de hacer tus propias fotografías de producto, es que las podrás utilizar para mejorar el SEO de tu web dado que si son los suficientemente atractivas otros las usarán también (valora poner una “mosca” o discreta marca de agua que no sea molesta) y por tanto contribuir al aumento del tráfico y posibles leads.

3.- Qué necesito para fotografías de producto

Lo primero que necesitas es: no tener miedo. Partimos de la premisa de que no somos profesionales de la fotografía pero si tenemos algunos conceptos claros, Pero sobre todo, lo que necesitamos son ganas de aprender y de que las imágenes de los productos que vendemos hagan que nuestras ventas aumenten.

Lo mínimo con lo que debes de contar es:

3.1.- Caja de luz o Softbox

Como su nombre indica es una estructura muy similar a un caja en la que colocar el producto a fotografiar, una especie de escenario con paredes translúcidas que permiten una suave iluminación del producto y así evitar que aparezcan sombras muy pronunciadas. Dicha iluminación óptima se consigue haciendo uso de focos de luz blanca.

3.2.- Un trípode

Vas a tener que hacer muchas pruebas y ajustes en la posición de la cámara, así como en los ángulos y encuadres desde los que capturar por lo que tener la cámara sobre un buen trípode es básico. Además te permitirá probar con diversos tiempos de exposición y tener una nitidez adecuada.

3.3.- Un objetivo de calidad

Objetivo

Un resultado profesional en la fotografía de producto depende en gran medida de la calidad del objetivo que utilices, con una buena lente estás muy cerca de obtener imágenes realmente buenas y atractivas.

3.4.- Habitación o estancia adecuada

Procura tener un lugar fijo donde realizar las fotos, para no perder tiempo en montar todo de nuevo cada vez que necesites fotografiar nuevos productos y tener siempre montado un lugar acondicionado para tus fotografías.

Lo ideal es que tenga el suficiente tamaño como para permitirte moverte con libertad y a ser posible que tenga la mayor cantidad de luz natural posible (por motivos obvios).

3.5.- Focos

Para capturar con calidad se necesita de una correcta iluminación, no siempre se dispone de la suficiente iluminación natural por ello es básico que cuentes con focos de luz blanca.

Dado que estamos indicando lo básico, se omiten otros elementos que harían nos obligarían a realizar un mayor desembolso: flashes externos, diversos telones de fondo, fotómetro o exposímetro, difusores de luz, reflectores de luz, trípodes adicionales, etc… Si dispones de ellos muy probablemente estás jugando en otra liga.

4.- Consejos para conseguir imágenes atractivas

Ten en cuenta estos sencillos consejos para que las imágenes de tus productos tengan un aspecto realmente inmejorable y con ello incentivar a que tus potenciales clientes se interesen por ellos y acaban colocándolos en su carrito de la compra.

4.1.- El fondo

Utiliza siempre fondos neutros, el blanco y el negro son los que mejor respetan los productos a fotografiar y los que mejor van a encajar en el catálogo web que muestres en tu tienda online.  Eso sí… si tienes un fondo perfecto para tu producto que encaja al 100% con el mismo no descartes utilizarlo, pero también hazle una sesión con fondos neutros.

4.2.- La iluminación

iluminación

La premisa fundamental es: haz siempre uso de la luz natural. Cuando no sea posible entrará en juego la luz artificial (focos y flashes) que complican un poco más las fotografías. También es posible que la dureza de la luz del sol, si incide directamente, te requiera un elemento difusor para evitar zonas de sombra muy pronunciadas.

4.3.- Una buena limpieza

La limpieza del producto a fotografiar a de ser lo más perfecta posible, dedícale el tiempo que sea necesario a este aspecto… pues a la larga te permitirá ahorrarte un buen montón de tiempo en retoques de imagen posteriores. Por su puesto, limpia concienzudamente la lente del objetivo también.

4.4.- Modo manual

Solo al usar la cámara con los ajustes en manual tienes el total control sobre el resultado final, tomando el control de la apertura (siempre mejor un valor f alto), sensibilidad (la menor que puedas permitirte para huir del ruido) y la exposición (en función de la luz has de ir probando).

Por supuesto el enfoque manual y los flashes de igual forma.

4.5.- Ajustar el balance de blancos

A pocas noticiones de fotografías que tengas esto no ha de ser ningún problema y la razón de que sea realmente destacable, es que te va a permitir capturar el producto de forma fiel a  la realidad. Si no somos capaces de que la captura tenga el color real que tiene en realidad el producto, poca fidelidad estaremos obteniendo.

4.6.- En formato RAW

Para la web partir de una buena imagen en JPG puede ser suficiente, pero sin duda hacer uso del negativo digital (RAW) te asegura tener un archivo con el 100% de la información capturada por el sensor de tu cámara (sin ninguna pérdida por compresión) y a la hora de editar la imagen te ofrecerá mayores posibilidades.

Cada fabricante tiene su propio formato RAW, por ejemplo: .nef en Nikon, .crz para cámaras Canon, .arw en las Sony, .rw2 en el caso de Panasonic, etc.

4.7.- Posición del producto

Prueba a tomar imágenes desde distintas perspectivas, ángulos y alterando la posición del producto también, para con ello te aseguras de contar un una imagen que realmente sea lo suficientemente buena como para hacer a tu producto atractivo y deseable.

5.- Conclusiones

Tienes las claves para que las fotografías de producto sean atractivas y únicas, lo que aumentará en gran medida las ventas de tus productos. En función de tu presupuesto podrás hacer uso de unos mejores medios para tu fotografía de producto, pero si no lo ves claro lo mejor es que contrates a un fotógrafo profesional y compruebes como unas mejores imágenes te suponen unas mayores ventas (ello puede ser el empujón definitivo para comenzar a tomar tus propias fotografías de producto).

Un último consejo, si dispones de un disparador remoto úsalo para evitar vibraciones su uso es recomendable pero no es indispensable si fijaste la cámara a un buen trípode de forma correcta.