¿Cómo limpiar los palos de golf?

En mayor o menor medida tus juegos de palos te han supuesto una gran inversión, por tanto un buen mantenimiento de tu juego de palos no solo va a permitirte desplegar tu mejor juego si no que también va a ser un factor determinante para que tengan una mayor vida útil y por tanto retrasar su renovación.

Ahora que te he dado en uno de los lugares donde mas duele (en el bolsillo) vamos a ver las posibilidades que tienes para cuidarlos como se merecen.

Como ya sabes, cualquier elemento ajeno en la superficie de contacto del palo con la bola puede acabar dañándolo y al mismo tiempo va a modificar la trayectoria correcta de la bola, con lo que en pocas palabras una correcta limpieza de tus palos te ahorra golpes durante el juego.

Tres son las que recomiendo para las cabezas, la cuarta o basada en el uso de una herramienta de pulido abrasivo no es recomendable desde mi punto de vista, pero si tienes poco apego a tu juegos de palos y los quieres cambiar pronto… no está de mas que la conozcas 🙂

1.- Para las cabezas de los palos
1.1.- Limpieza con vapor

Si dispones de una herramienta de limpieza a vapor, sin duda va a ser un buena aliada para mantener tus palos limpios. Sobre todo como medida para eliminar la suciedad más incrustada (barro, marcas de bolas y césped) antes de pasarlos por agua jabonosa y dejarlos como nuevos.

En el siguiente vídeo puedes ver como hacerlo, en realidad no ofrece ningún tipo de dificultad.

1.2.- Agua con jabón o detergente de lavavajillas

La formula de limpieza de toda la vida para limpiar tus palos, la mas sencilla y engorrosa pues o vas a mojar el suelo, casi con total seguridad.

En un cubo mezcla agua templada y detergente jabonoso, para después sumergir los palos (lo recomendable es que solo cubra las cabezas pero si el agua sube algo mas tampoco es crítico).

En dos o tres minutos saca el palo, frotas enérgicamente con un cepillo de cerdas o cepillo especial de metal (como los que puedes encontrar en cualquier kit de limpieza de palos en tu pro shop) y seca rápidamente. Si quedan restos vuelve a meterlo en el agua y de nuevo repite el proceso.

Cuando estén limpios un aclarado con agua limpia y sécalos con una toalla, para finalmente guardarlos en tu bolsa ya limpios y listos para el siguiente uso.

1.3.- Limpieza por ultrasonidos

Es probable que en tu club de golf tengas una maquina de limpieza por ultrasonidos (ya sea gratuita o que funcione previo pago), si es así deberías de utilizarlas tantas veces como te fuera posible pues permiten una limpieza excelente de los palos además de actuar sobre puntos de complicado acceso.

Sumerge las cabezas en el agua y espera dos minutos para que la limpieza surta efecto, son unas máquinas se basan en el principio de ondas de alta frecuencia producidas en el propio líquido donde colocas el elemento a limpiar (este mismo principio se usa para limpiar por ejemplo motores de automóviles).

Los ultrasonidos hacen que los enlaces mecánicos e iónicos que establecen las partículas muy pequeñas alojadas en la superficie de los palos se vean alteradas al hacer implosionar la molécula de agua unas 40.000 veces por segundo, lo que emula un “efecto de micro cepillado” sobre el elemento que se introduzca en el agua. Es decir, que se desprenda la suciedad o agentes extraños depositados en las estrías y resto de la cabeza.

1.4.- ¡Usando una Dremel!

Este método de limpieza me sorprendió por lo abrasivo que es y a buen seguro va a terminar dañando tus hierros, pero es digno de darle un vistazo. Pero solo para aprender lo que nunca debes hacer pues vas a modificar la zona de impacto del palo.

Los chicos de Dremel han creado un vídeo para promocionar sus productos pero sin duda no me parece nada oportuno dicho tipo de limpieza en las caras de ningún palo de golf.

2.- Para los grips

Ni que decir tiene que tras una partida o práctica cuando llueve, hay que secar la totalidad de partes de los palos. Pero si dejas humedad por ejemplo en los grips, puede que al cabo de varias veces tu grip haya quedado impregnado de mal olor causado por la humedad. Cosa que por desgracia me sucedió con uno de mis viejos putter.

Una forma de mantener los grips en buen estado, el pasarlos un paño húmedo y posteriormente con un cepillo de cerdas no muy duras (puede valer un cepillo de dientes) mojado con agua y jabón neutro. Tras un cepillado concienzudo, seca el grip con una toalla y tendrás un agarre de nuevo óptimo.

También puedes sumergirlos en agua con jabón y luego cepillarlos, pero en ese caso tendrás mas problemas para dejarlos secos.

Y si tienes disponibilidad de limpieza por ultrasonidos, sumerge los grips tan solo un minuto para darles una limpieza correcta y sécalos.

3.- ¿Después de jugar siempre debo limpiar los palos de golf?

Sí, al igual que deberías de lavarte los dientes después de cada comida o de ducharte todos los días 🙂

Un último consejo, da igual si tienes mucha prisa por abandonar el campo has de intentar sacar tiempo para darles una limpieza tras haberlos usados. Si no tienes demasiado tiempo, dales al menos un repaso rápido con el aire comprimido o cubos para el cepillado de palos, secándolos por completo antes de guardarlos; si tienes mas tiempo usa los ultrasonidos y dedica el tiempo necesario para mantener tus palos limpios y secos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *