Golpear una bola colocada más alta que los pies

Golpear una bola colocada más alta que los pies y hacer lo propio con una bola colocada más baja que los pies, no es algo que se trabaje habitualmente en las clases de golf a pesar de que ser situaciones ante las que nos encontramos de forma casi constante.

Para salir airoso y golpear una bola colocada más alta que los pies (o más baja) hay que hacer unos sencillo ajustes en nuestra colocación y dirección de golpeo, tal y como puedes descubrir a continuación. Junto a cada explicación puedes ver un vídeo ilustrativo de ella.

1.- Golpear con la bola más alta que los pies

En este primer supuesto las correcciones que has de hacer para conseguir una dirección correcta al golpear con la bola más alta que los pies son muy sencillas de realizar, en caso de no seguirse estos consejos el error más típico en estos casos es golpear atrás de la bola. Básicamente son las siguientes correcciones:

  • Con la bola de golf situada más alta que los pies, lo natural va a ser que la bola tienda a salir cerrándose hacia la izquierda, para corregirlo debes de apuntar ligeramente hacia la derecha del objetivo.
  • La posición para realizar el swing (stance) ha de ser con la espalda un poco más erguida y recta que en un golpe con la bola colocada en el mismo plano que los pies, asÍ como ligeramente más alejados de la bola. El objetivo de ello es conseguir un swing de golf más horizontal o swing de béisbol.
  • Al mismo tiempo para compensar la tendencia de la bola puedes situar la bola un poco hacia el pie derecho o también, coger el palo mas corto y abrir la cara del palo.
  • La distancia que se suele obtener es generalmente menor, por lo que también es recomendable usar un hierro menos para así compensar esa pérdida de distancia.

2.- Golpear con la bola más baja que los pies

En este caso existen elementos comunes con golpear con la bola más alta que los pies, pero también elementos diferenciadores para golpear con la bola más baja que los pies con éxito. Aquí tienes las indicaciones:

  • Con la bola situada más baja que los pies, esta tenderá a ir abriéndose hacia la derecha, por lo que será necesario apuntar ligeramente a la izquierda del objetivo. En ese punto matizar que se abrirá más si usas un hierro largo y que lo se abrirá menos con los cortos, por lo que usa este dato para apuntar más o menos a la izquierda.
  • La posición ha de ser inclinarnos un poco sobre la bola y acercarnos un poco a la bola para generar el swing más vertical. Esa inclinación no debe de hacer que el peso se desplace hacia la punta de los pies o no tendremos un correcto stance para el golpeo.
  • Al mismo tiempo para compensar la tendencia de la bola a ir hacia la parte derecha, se debe de situar la bola un poco hacia el pie izquierdo.
  • Respecto a la elección del palo de golf en golpes con la bola más baja que los pies, es recomendable optar por un palo mas siempre para poder hacer un swing con más control.

3.- Conclusiones

En muchas ocasiones resulta obvio que nos encontramos ante un golpe con la bola más alta que los pies o con la bola más baja que los pies, pero en muchas ocasiones no tenemos la certeza de ello por más que lo intentemos.

Llegados a ese caso yo recomendaría hacer un swing intentando tener los hombros nivelados sobre lo que interpretemos como la inclinación del terreno.

No olvides que éstas son premisas generales. En función de nuestro swing de golf (si es más o menos horizontal de forma natural) puede que tengas que hacer variaciones, por lo tanto has de realizar pruebas hasta encontrar la fórmula que más se adapte a ti en cada caso.